Blog, Cine, Traducción

“Quiero traducir mis series favoritas”. ¿Cómo puedes ser traductor audiovisual? Lo bueno y lo malo

¡Hola, gente guapa del mundo! Tenía muchas ganas de estar por aquí una vez más. He estado de mudanza (Holi, Granada) y sin internet (y sigo sin internet, menos mal que tengo datos del móvil) y no he podido escribir las entradas de estas dos semanas pasadas. Para compensarlo, os traigo la respuesta a una de las preguntas que más nos hacen a los traductores audiovisuales.

Tiene que estar chulo eso de traducir pelis y verlas antes que nadie. ¿Cómo puedo ser traductor audiovisual?

Persona que sabe inglés y ve Juego de tronos 😜

No os juzgo, todos empezamos igual.

Este artículo pretende ayudar a todos los que queráis dedicaros a esto de “la traducción de películas (y series)”, pero también para que los traductores se la enviemos a todos aquellos que no saben por qué nos pagan exactamente. 🤔

Voy a intentar contar tanto lo bueno, como lo no tan bueno. Para ello, voy a aprovechar todo lo que he aprendido en los #traducafé , lo que he leído por Twitter y mi propio caso.

Primero, ¿qué es la traducción audiovisual?

La traducción audiovisual (TAV), en palabras sencillas, consiste en la traducción de cualquier “texto” presente en una película de una lengua a otra. Es decir, facilitar la compresión al espectador cuya lengua es distinta a la de la película original.

Lo particular de esta modalidad es que no contamos con un “texto” escrito como tal únicamente como en otras modalidades de la traducción, sino que tenemos texto, imagen y audio. Un caso de “texto” en TAV podría ser una conversación entre dos personajes. Vamos a ver un ejemplo sencillo para que entendáis una de las dificultades:

Si en la imagen de la película que traducimos vemos a un personaje asentir de manera clara mientras dice una frase afirmativa como “sí”, nuestra traducción no puede ser negativa o sería un contrasentido en el caso de estar destinado a la cultura española.

Por lo tanto, la TAV tiene unas características y dificultades propias (entre ellas, la dependencia a la imagen, como en el ejemplo anterior) que tenemos que tener en cuenta al traducir una película (serie, documental, etc.). Como ya sabéis, dos de las modalidades más famosas son el doblaje y la subtitulación.

Vale, pero ¿qué tengo que estudiar para ser traductor audiovisual?

Hay muchas maneras y algunas de ellas son:

  • Estudiar la carrera de Traducción e Interpretación y especializarte en Traducción Audiovisual con un máster o curso especializado. La más común.
  • Otra es estudiar filología del idioma que te interese y después especializarte en traducción y en TAV.
  • Una más es estudiar la carrera, especializarte dentro de la carrera de Traducción e Interpretación con asignaturas específicas y luego hacer las prácticas de ello. Este fue mi caso y aprendí muchísimo. Una vez tienes la base, la práctica termina siendo lo más importante.

Seguro que hay más maneras, pero estas son las que más he oído. Sea de una manera u otra, tienes que estar formado en el idioma desde el que quieras traducir, en tu lengua materna, en traducción y en la especialidad, en este caso, TAV.

¿Cómo empiezo a traducir películas?

Para traducir películas no hay que pagar. En plataformas como TED o Youtube puedes encontrar miles de vídeos a los que añadir tus subtítulos con tu traducción y practicar.

Si lo que quieres en vivir de ello, entonces puedes formar parte del equipo de traductores de una agencia de traducción audiovisual. Sin embargo, lo típico es trabajar como autónomo y crearte tu propia cartera de clientes, es decir, trabajar desde casa.

Para conseguir esa cartera de clientes (o puesto en una agencia) tienes que enviar correos a tutiplén hasta que te envíen trabajo. No es fácil, no te voy a engañar, te lo está contando una que está empezando en el mundillo, pero tampoco imposible (o eso me han dicho 😜). Si no me crees, tendrías que ver cuantísimos traductores audiovisuales hay solo en las redes.

De hecho, ahora hay una demanda creciente gracias a la popularidad de plataformas como Netflix y HBO. Aunque esto no pueda ser siempre bueno, como comentan varios compañeros en este artículo de Xataka (malas condiciones como falta de tiempo o recursos).

No vas a traducir peliculones al principio.

Te recomiendo que no te centres solo en TAV e intentes con más tipos de traducciones al principio, que toda experiencia es válida y no vas a conseguir todo el trabajo del mundo en un par de meses.

Traducir, traducir y traducir

A fin de cuentas, tienes que hincharte a traducir para cometer cada vez menos errores y ganar más experiencia.

¡Ah! Y no esperes traducir tu película favorita en el primer mes de trabajo, porque siento decirte que esto no va así. Lo más seguro que te toquen telenovelas o documentales o pelis tostón, pero si estás en la profesión porque te gusta traducir de verdad, la mayoría de los días te sentirás la persona más feliz del mundo por hacer lo que te apasiona (¡y ganando dinero!)

Termino con la imagen de la portada, que era mi oficina en casa el verano pasado cuando trabajé como traductora audiovisual. En una parte el guion y en otra el programa de subtitulado con la imagen.

¿Te gusta la traducción? ¿Y el cine? A lo mejor te encanta la literatura o los videojuegos 😀¡Quédate un ratito más en El idioma del cine! Estoy segura de que hay otros artículos que te interesarán. Y si no quieres perderte la próxima publicación, puedes dejar tu correo un poco más abajo y te notificaré (solamente) cuando suba una entrada nueva.

Puedes encontrarme y seguirme en mis redes sociales:

Compartir es vivir, así que, si te ha gustado y te ha sido útil, puedes compartirlo con tus amigos o en tu red. 😊

Únete a otros 1.894 seguidores

2 comentarios en ““Quiero traducir mis series favoritas”. ¿Cómo puedes ser traductor audiovisual? Lo bueno y lo malo”

  1. ¡Hola Judit! Un artículo muy interesante, muchas gracias. Acabo de terminar la carrera de Traducción e Interpretación y me gustaría dedicarme a la traducción audiovisual y (quizá) a la traducción médica. ¿Me podrías recomendar algún máster de TAV?

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Buenas, Ola! Me alegra que te haya gustado. No te puedo recomendar por experiencia propia porque no he hecho ninguno, pero sí que conozco a mucha gente que ha hecho el de ISTRAD y el de Barcelona y han salido encantados. 😀 ¡Un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s